En conferencia de prensa, el gobernador de la provincia, Jorge Milton Capitanich,  brindó detalles de su agenda en Buenos Aires, e hizo referencia al contenido abordado en la reunión que mantuvieron los gobernadores provinciales con el presidente Alberto Fernández y el ministro de economía, Martín Guzman, por la propuesta de la deuda ante los acreedores privados.

“Hay un plazo de 20 días para la aceptación o no de la propuesta, y en consecuencia lo que queremos demostrar es nuestro respaldo, me parece razonable en virtud de hacer un ejercicio de repago de la deuda Argentina, en ese contexto las expresiones del presidente han sido muy claras y contundentes, presentó una propuesta en virtud de lo que fue en el año 2013 el proceso de reestructuración de la deuda con el liderazgo de Néstor Kirchner, para tener confianza y credebilidad ante los acreedores hay que ser serios, en síntesis tener capacidad de pago, para poder construir un país justo, solidario, y federal”.

Capitanich hizo referencia a las explicaciones del ministro de economía, Martín Guzman, quién sostuvo que Argentina no realizará pagos hasta el año 2023 con una tasa de interés de 0,5%, con tasas que irán creciendo pero hasta limites sostenibles. “Quedé con el ministro Guzman en intercambiar un agenda bilateral por medio de un teleconferencia”.

“Esperamos un altísimo nivel de consenso a nivel nacional y un sólido apoyo de todo el arco político para reestructurar la deuda con los acreedores privados, que implica posponer todos los pagos hasta el 2023 con sistemas de emisión de bonos y distintos fondos”, expresó el mandatario. “La Argentina no puede pagar”, ratificó Capitanich.

Capitanich, que recordó las distintas fases del proceso de reestructuración de deuda desde el 2003 -iniciado por Néstor Kirchner- hasta el 2015, destacó la aceptación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el respaldo “mayoritario” de los países del G7 y del G20. “El FMI se expresó favorablemente respecto al tema de la incapacidad de pago de la Argentina y eso es una ayuda significativa para la persuasión al resto de los acreedores”, consideró.

Si bien aún resta esperar la respuesta de la propuesta argentina -se presentará oficialmente este viernes- “para que la recesión dure menos tiempo”, reconoció que “hay que estar preparados para una recesión profunda”, si hubiese una negativa de los acreedores. “El tiempo que se viene nos obliga a agudizar la creatividad para lograr una salida razonable”, dijo.

“Si nosotros logramos que el Estado nacional pueda reestructurar su deuda y pactar nuevos vencimientos en los servicios de capital e intereses de la deuda con el FMI y con los acreedores privados, despejará el horizonte para generar la asignación de recursos que permite una reactivación de la actividad económica, con el objeto de recuperar la generación de empleo de la economía argentina”

Indicó también que Alberto Fernández hizo referencia a una conversación que mantuvo con él, “donde objetivamente le transmití la necesidad de pensar una reestructuración de deuda como lo está siguiendo el país”, amplió.

“Quiero agradecer el reconocimiento que el presidente ha tenido para conmigo, tenemos la necesidad de estrechar vínculos para construir un gran pacto argentino, un pacto que tenga que ver con un modelo de país federal, armónico, equilibrado, en donde podamos tener la capacidad para generar más producción, más empleo, más exportaciones y obviamente superar las restricciones históricas”, manifestó.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry