Boca Juniors, con las ausencias de varios habituales titulares reservados para el compomiso del jueves frente a Athlético Paranaense, por la revancha de octavos de la Libertadores, no pasó de un tibio empate sin goles ante un Huracán con pasajes de buen juego, y no solamente le dejó una pobre impresión a su gente, sino también a su nueva figura, el italiano Daniele De Rossi, que lo vio por primera vez "en vivo y en directo".

Dentro de un partido discreto hubo división de poderes en la Bombonera, con una primera media hora en la que Huracán presionó alto, jugó siempre en campo boquense y generó tres acciones claras como para abrir el marcador.

(Foto:@BocaJrsOficial)

Un mano a mano de Juan Garro, un disparo de larga distancia de Rodrigo Gómez y otro del ex Boca Andrés Chávez desde el borde del área transformaron al arquero Esteban Andrada en la gran figura del local.


COMPARTIR