El gobernador Jorge Capitanich participó este martes por la mañana en la entrega de 255 netbooks para estudiantes del segundo año de la Escuela de Educación Secundaria Nº 45 “Héroes del Atlático Sur”, ubicada en la ciudad de Resistencia, donde también estuvo presente el ministro de Educación, Aldo Lineras.

En ese sentido, el gobernador señaló que “es una alegría asistir a una nueva entrega”, y precisó que con esta “estamos llegando a 14.700 distribuidas en 309 establecimientos y, estimamos alcanzar, para el 27 de junio, a 16.758 alumnos”.

“Esto es progresivo, vamos cubriendo distintos años y pretendemos ir universalizando con las entregas correspondientes. Nuestra meta es llegar a cerca de 30.000”, agregó.

Además, el mandatario ratificó el Plan de Infraestructura Tecnológica vigente en la provincia, el cual explicó “está en 2.300 kilómetros de red de fibra óptica y, probablemente para 2022, lleguemos a cerca 2.600 kilómetros, y pretendemos llegar a casi 3.000 para 2023, lo que implica alcanzar a los 70 municipios, incluyendo Colonia Aborigen”.

“Todo esto significa tener ancha de banda, capacidad de acceso a la tecnología y, por supuesto, desde la Ley de Jornada Extendida de base digital, que sirva de plataforma para tener más contenido y temas de aprendizaje durante el transcurso de la jornada. Espero que podamos mejorar el rendimiento, porque es parte de la mayor movilidad ascendente”, concluyó.

Durante esta semana se concretarán también la entrega de 320 netbooks para estudiantes del colegio Nacional de Resistencia y 244 para la Escuela de Educación Técnica Nº 21, conformando toda la primera etapa que finaliza el próximo 27.

Lineras: “Esto no es una dádiva, es trabajo en conjunto”

Por su parte, el ministro de Educación, Aldo Lineras, remarcó los objetivos trazados durante la gestión que apuntan alcanzar a las 30.000 computadoras entregadas para fin de año, y remarcó que estas herramientas “aportan mucha calidad”.

A su vez, el funcionario explicó que las entregas se realizan en forma progresiva, y planteó que quizá algunos estudiantes no accedan al beneficio “porque el programa se interrumpió (2015-2019). Cuando uno tiene un ritmo, tiene de primero a quinto cubierto”.

“Estamos tratando de recuperar a los estudiantes. Y esto es posible con computadoras, es un desafío compartido con el Gobierno Nacional, no es una dadiva, es un trabajo en conjunto”, remarcó el ministro, y agregó que “es una herramienta que va a aportar mucho a la formación de cada uno y de cada una”.