El Illya Kuryaki habla sobre sus últimas colaboraciones con el movimiento trapero.

Dante Spinetta considera que “la nueva generación está explotando como nunca”, en referencia a la escena trapera. Y añade que para el pop y el rock argentino “es un gran momento, porque la Argentina vuelve a ser una capital creativa muy importante”.

Opiniones contundentes, que se ocupa de explicar detalladamente en esta entrevista para Télam, en ocasión de sus colaboraciones musicales con la generación emergente.

Es que luego de un parate de Illya Kuryaki and the Valderramas, Dante reunió a figuras del rap y de la música urbana como Neo Pistea, Fianru, XXL Irione, Vazquez y Dakillah para Sony Music y ayudó a posicionar a la escena urbana en las bateas yen los oídos del público.

De hecho, este año editó el single “Verano Hater” con Duki y luego “No sigas” con Neo Pistea, que tendieron puentes entre la primera camada de raperos y amantes del hip hop y los representantes de la línea dura de la movida urbana que sacude Spotify.

-¿En qué momento volviste al urbano después de haber sacado “Puñal”? ¿Sentiste que esa vena te empezaba a vibrar de nuevo?

-Sí. Bueno, “Puñal” lo empecé a escribir en un momento en el que me sentía muy atravesado por muchas cosas. Es un disco que abre otra puerta en mí en lo musical, lo artístico. Que también lo voy a seguir explorando, pero para mí volver a la calle con el sonido era algo que iba a volver a pasar. Pasó ahora, retomar lo que siempre hice con “El Apagón”, con “Pyramide” y parte de Illya Kuryaki.

-Y con nuevos colaboradores…

-En un momento también donde me inspiran cosas locales, convoqué a Duki y a Neo porque son artistas que admiro, entre otros. Me parecen bestias. Y hace rato que no me gustaba tanto la música urbana argentina. Se dio de una manera natural la amistad y la situación de colaborar y eso es lo que vale, la impronta de “che, boludo, hagamos algo”.

-¿De qué querías hablar? ¿Cómo metés en una historia de amor a un tipo que prefiere hablar de la calle (por Neo)?

-No, Neo habla bastante de amor, mirá su último tema “Karma”. Justamente hay algo que me atrajo mucho y me sentí muy afín con esta generación de músicos urbanos. Es que son abiertos, también. Les gusta la música, están abiertos a la música.

No es que somos raperos y nada más: escuchamos rap, no hay tantas leyes. Y hay un apoyo de comunidad. Todos se apoyan entre sí y van creciendo.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry