El argentino Diego Schwartzman quedó eliminado en los octavos de final del Masters 1000 de tenis de Miami, al caer 6-3, 4-6, 7-5 ante el estadounidense Sebastian Korda. El mejor tenista argentino y número 9 del mundo fue superado durante gran parte del juego por el promisorio y ascendente joven estadounidense Korda, de apenas 20 años y ubicado en el puesto 87 del ranking mundial de la ATP.

El estadounidense, hijo del ex tenista chevoslovaco, Pert Korda, quien fue número 2 del Mundo en 1998, sometió a Schwarztman con tiros rasantes, esquinados y profundos, que no le permitieron al argentino tomar las decisiones del partido y debió jugar de acuerdo a los vaivenes del norteamericano.

El porteño se mostró impreciso y pudo obtener el segundo set y salvar un match point en el 4-5 del tercer parcial, gracias a su habitual garra y a algunos yerros de Korda, quien no los tuvo en el duodécimo juego, para quedarse con el parcial decisivo por 7-5, para completar la victoria en 2 horas y 37 minutos.

Schwartzman, de 28 años, aspiraba a lograr su primer título de Masters 1000 en Miami, donde llegó como quinto preclasificado por la ausencia del serbio Novak Djokovic (1°), el español Rafael Nadal (3°), el austríaco Dominic Thiem (4°) y el suizo Roger Federer (6°).

Pese a la caída, el argentino superó sus mejores actuaciones en el Masters 1000 del Estado de la Florida, pues había llegado a tercera ronda dos veces (2017 y 2018) en sus siete presentaciones anteriores.

El máximo favorito del primer Masters 1000 del año, que se lleva a cabo sobre canchas de cemento en el complejo del Hard Rock Stadium, casa de los Miami Dolphins de la NFL, es el ruso Daniil Medvedev, número dos del Mundo, quien más temprano superó al estadounidense Frances Tiafoe 6-4, 6-3. En tanto, el griego Stefanos Tsitsipas (5°), segundo preclasificado del certamen, se presentaba al cierre de esta edición contra el italiano Lorenzo Sonego (34°).

El argentino venía de generar una polémica por la aplicación de las vacunas contra el coronavirus. Andrey Rublev, Aryna Sabalenka, Naomi Osaka, Elina Svitolina, y Ash Barty fueron las y los tenistas consultados sobre el tema y todos dieron que hablar. Puntualmente, sobre la pregunta, Schwartzman respondió: “No es una prioridad para mí, porque estamos teniendo muchos problemas, ya sabes, para conseguir la vacuna en Argentina. Obviamente estamos aquí en Estados Unidos y aquí hay más oportunidades con la vacuna para muchas personas, pero no estoy pensando en conseguirla”.

Además, en la misma línea, agregó: “Quiero decir, si tengo la oportunidad, creo que voy a ayudar a mi familia en el futuro a conseguir una, pero realmente no me encanta la vacuna. No es una tradición en mi familia recibir ninguna vacuna”. Su postura generó revuelo y decidió aclarar su mensaje en su cuenta personal.

Fuente: Págin12

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry