El ministro de Economía, Martín Guzmán, viajará a Washington a mediados de marzo próximo, en el marco de las negociaciones por un nuevo programa de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fuentes oficiales confirmaron a Télam que Guzmán estará en Washington “a mediados de marzo”, sin mayores precisiones sobre la agenda que desarrollará el ministro.

Guzmán participó en México de una reunión que el presidente Alberto Fernández mantuvo con directivos de empresas con intereses en la Argentina, como parte de la delegación que acompaña al jefe del Estado en la visita oficial.

Desde el FMI, una fuente del organismo señaló a Télam el fin de semana pasado que “los contactos informales siguen, nuestro diálogo es fluido y constructivo pero no tenemos por ahora una fecha para una próxima misión formal”.

Una tercera misión formal fue anunciada por el vocero del FMI, Gerry Rice, en enero último, como resultado del avance de las negociaciones del Fondo y, en paralelo, el Gobierno, a través de Guzmán, expresó su deseo de alcanzar un acuerdo en mayo próximo, para poder renegociar también el vencimiento con el Club de París, por 2.800 millones de dólares.

En base al cronograma de vencimientos previsto para 2021 y -en especial- a cómo avancen las negociaciones, la Argentina podría encontrarse con la posibilidad de no tener que abonar ningún compromiso o un monto total de aproximadamente 7.100 millones de dólares entre el FMI y el Club de Paris, con el consecuente impacto sobre las reservas.

La discusión que promueve Kristalina Gerogieva para dotar de 500.000 millones de dólares (350.000 millones de DEG) a los países miembro, y que para la Argentina significan más de 3.000 millones de dólares en reservas adicionales, podría aprobarse en abril, un mes antes de la fecha limite con el Club de Paris.

El calendario de la arquitectura financiera internacional es tal que el próximo viernes y sábado, se reunirán los ministros de Finanzas del G20 para tratar el tema.

Luego, el Comité del FMI, que integran los países miembros y da mandato al organismo para la ejecución de sus políticas, sesionará entre el 9 y 11 de abril, en el marco de la Asamblea Anual conjunta del FMI y del Banco Mundial.

Las autoridades nacionales y los analistas de mercado miran con atención la suba que marcó el precio de la soja en los últimos meses, uno de los principales productos que exporta la Argentina, debido a que pueden significar un importante aporte para incrementar las reservas internacionales.

Los contratos pactados para marzo en Chicago cerraron en US$508,44 la tonelada.

En este contexto, si bien llegar a un acuerdo con el FMI en mayo sería un escenario deseable, los funcionarios también tienen el ojo puesto en cómo continúa la pandemia de coronavirus, tras el fuerte impacto económico registrado en 2020.

El representante argentino Sergio Chodos expresó “No me parece que si no se cumple estrictamente lo de mayo sea una fatalidad (…) no tiene preferencias pero también tiene prioridades, y yo preferiría que sea antes de mayo. ¿Es una prioridad? No”, se explayó el funcionario argentino.

Por otro lado, Georgieva, señaló que “llegar a un acuerdo antes de mayo requerirá más esfuerzos de ambas partes”.

Por su parte, el director del departamento Occidental del Fondo, Alejandro Werner, dijo: “No veo inviable un acuerdo”, aunque admitió que resultaría “ambicioso” que sea alcanzado en mayo próximo

Un nuevo acuerdo con el FMI para un programa de facilidades extendidas, como se está negociando, implica reprogramar vencimientos por hasta 10 años, con cuatro años y medio de gracia.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry