La divisa cerró a $58,41, esto es $3,60 menos que el viernes. Hubo largas filas para retirar dólares. “El sistema está sólido”, aclaró Sandleris.

En el debut del control de cambios que instrumentó el Gobierno este fin de semana, el dólar abrió al alza pero rápidamente se desinfló y cerró con una fuerte baja, cotizando a $58,41, en el promedio entre bancos, financieras y casas de cambio. Esto es cerca de $3,60 menos que el viernes pasado.

El Banco Central, según dijo el lunes por la tarde su titular, Guido Sandleris, “tuvo una intervención casi nula”, es decir que no se desprendió de dólares, pero sí licitó dos tandas de Leliqs por un total de $246.623 millones, a una tasa de casi 85,3%.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry