La ceremonia de apertura oficial de la cumbre de líderes de la COP26 comenzó este lunes con una recepción encabezada por el primer ministro anfitrión, Boris Johnson, y el príncipe Carlos de Gales, quien reemplazó a su madre, la reina Isabel, que canceló por recomendación médica y dará el discurso principal del evento.

La cumbre que se celebra en la ciudad escocesa de Glasgow, en el Reino Unido, es la última oportunidad para salvar el planeta contra el cambio climático, según advirtió el premier británico antes de la ceremonia de apertura.

Participan casi 200 líderes mundiales, entre ellos el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden; el mandatario francés, Emanuel Macron; el jefe de Estado argentino, Alberto Fernández; la principal ministra de Escocia, Nicola Sturgeon; y el primer ministro de Italia, Mario Draghi , así como la activista ambiental sueca Greta Thunberg.

Entre las ausencias más importantes se destacan las de los presidentes de China, Xi Jinping; Rusia, Vladimir Putin; Brasil, Jair Bolsonaro, y el papa Francisco.

La reina Isabel II, por su parte, no pudo asistir como estaba planeado, luego de haber pasado una noche en el hospital la semana pasada.

Antes de partir hacia Glasgow, Johnson declaró la noche del domingo, al finalizar la reunión del G20 en Roma, que sus esperanzas en la COP26 dependen de "la voluntad, el coraje y el liderazgo de todos".

"Solo 12 miembros del G20 se comprometieron a llegar a cero neto para 2050 o antes. Apenas la mitad de nosotros hemos presentado planes mejorados sobre cómo reduciremos las emisiones de carbono desde la Cumbre de París en 2015", se quejó el premier británico.

"Y tampoco hemos cumplido nuestro compromiso de proporcionar 100.000 millones de dólares al año para ayudar a los países en desarrollo a crecer de forma limpia y sostenible", agregó.

Dijo que según la ONU las emisiones aumentarán en un 15% para 2030, y deben reducirse a la mitad para entonces.

Este lunes, en declaraciones a la BBC, Johnson advirtió que el tiempo de espera para combatir el cambio climático se agotó e instó a los líderes a pasar de la "aspiración a la acción" para frenar el calentamiento global.

Agregó que la cumbre fue un momento "crítico" para él y dijo que un resultado ambicioso aún estaba "en la balanza".

Mientras, el presidente de la COP26, Alok Sharma, al inaugurar oficialmente ayer la COP26, en la que se dio inicio a la apertura de las negociaciones, aseguró que la cumbre "es la última y la mejor esperanza" para frenar el calentamiento global.

La cumbre de dos días buscará resolver las cuestiones que quedaron pendientes desde el Acuerdo de París de 2015, para impedir que el calentamiento global supere este siglo los 1,5°C.

Científicos dicen que las posibilidades de alcanzar esa meta, acordada en la capital francesa hace seis años, se están evaporando.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry