Fuerzas militares conjuntas arrestaron el lunes al primer ministro de Sudán, Abdallah Hamdok, a la mayoría de los miembros del gabinete y civiles del Consejo de Soberanía, organismo que supervisa la transición posdictadura, tras haberse negado a apoyar un “golpe de Estado”, indicó el ministerio de Información, en lo que una organización denunció como un “golpe de Estado”.

“Tras haber rechazado apoyar el golpe de Estado, las fuerzas armadas detuvieron al primer ministro Abdallah Hamdok y lo llevaron a un lugar no identificado”, agregó el ministerio en un comunicado.

“Los miembros civiles del Consejo de Soberanía de transición y varios ministros del gobierno de transición fueron detenidos por las fuerzas militares conjuntas”, dijo el ministerio en un comunicado en Facebook.

Abdalá Hamdok, ha hecho este lunes un llamamiento a la población a que “ocupe las calles” para “defender la revolución”, poco antes de su arresto por parte de militares en medio de un nuevo golpe de Estado en el país africano.

El Ministerio de Información sudanés ha detallado a través de su cuenta en la red social Facebook que un grupo de militares ha acudido a la vivienda de Hamdok tras el arresto de varios civiles integrados en las autoridades de transición para exigirle que “publicara un comunicado a favor del golpe”.

Asimismo, ha recalcado que el primer ministro se ha negado a ello y ha sido trasladado por los militares a “una ubicación desconocida”, antes de subrayar que Hamdok ha pedido a la población que “se adhiera al pacifismo” y se manifieste contra la asonada por parte de los militares.

El servicio de Internet fue cortado en todo el país, dijeron periodistas de AFP, mientras manifestantes se aglomeraron en las calles y quemaron llantas para protestar por los arrestos.

Entre tanto, hombres en uniforme militar cortaron las carreteras principales a la capital y la ciudad vecina de Obdurman, mientras la televisión estatal transmitía canciones patrióticas.

Una de las fuerzas responsables del alzamiento de 2019 que depuso al ex dictador Omar al Bashir, la Asociación de Profesionales, llamó a la población a la “desobediencia ante un “golpe de Estado”.

El grupo hizo su llamamiento en Twitter pese a no contar con acceso a Internet en Sudán.

Repudio de EEUU

El enviado especial de Estados Unidos para el Cuerno de África, Jeffrey Feltman, calificó de “absolutamente inaceptable” la “toma militar” del Gobierno de transición en Sudán y advirtió que cualquier cambio por la fuerza pone en riesgo la ayuda estadounidense a ese país.

En un mensaje en la cuenta de Twitter de la Oficina de Asuntos Africanos del Gobierno estadounidense, Feltman subraya que Estados Unidos está “profundamente alarmado” por lo ocurrido en las últimas horas en Sudán.

Lo ocurrido, añade, va en contra de las aspiraciones democráticas del pueblo sudanés y es “absolutamente inaceptable”.

Feltman recuerda además que, como se ha dicho ya repetidamente desde Washington, cualquier cambio en el gobierno de transición por la fuerza pone en riesgo la ayuda de Estados Unidos.

País dividido

Los hechos se dieron dos días después de que una facción sudanesa que reclama una transferencia de poder al mando civil, advirtió en una conferencia de prensa sobre posibles planes golpistas.

Sudán enfrenta una transición política precaria, marcada por divisiones y luchas de poder desde el derrocamiento de Bashir en abril de 2019.

Desde agosto de 2019, el país está bajo el mando de una administración cívico-militar encargada de llevar al país a una plena transición democrática bajo mando civil.

Pero el principal bloque civil, las Fuerzas por la Libertad y el Cambio (FCC), que encabezó el movimiento contra Bashir, se dividió en dos facciones opuestas.

“La crisis actual está dirigida y tiene la forma de un golpe silencioso”, dijo el dirigente del FCC Yasser Arman, el sábado en conferencia de prensa en Jartum.

“Reafirmamos nuestra confianza en el gobierno, en el primer ministro Abdullah Hamdok, y en las instituciones transicionales de reforma, pero sin dictados ni imposición”, agregó Arman.

La semana pasada, decenas de miles de sudaneses marcharon en varias ciudades para respaldar la plena transición de poder a los civiles y contrarrestar a una “sentada” de días frente al palacio presidencial de Jartum para exigir la vuelta al “mando militar”.

Hamdok calificó las divisiones en el gobierno de transición como “la peor y más peligrosa crisis” que enfrenta el país.

El sábado, el enviado estadounidense para el Cuerno de África, Jeffrey Feltman, se reunió con Hamdok; el presidente del consejo gobernante de Sudán, general Abdel Fattah al Burhan, y el comandante paramilitar Mohamed Hamdan Daglo.

“Feltman enfatizó el apoyo estadounidense a una transición democrática civil, acorde con los deseos del pueblo sudanés”, dijo la embajada norteamericana en Jartum.

Analistas han dicho que las recientes protestas muestran el apoyo a una democracia bajo mando civil, pero advierten que las manifestaciones tendrán poco impacto en las facciones que impulsan la vuelta a un mando militar.

Fuente: Infobae

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry