El primer mouse fue pensado hace más de 70 años y sigue siendo un gadget sumamente popular. Ahora, tres ingenieros quieren transformarlo radicalmente y ponerlo en nuestro dedo.

Snowl es una suerte de anillo inteligente: detecta movimientos que hacemos con los dedos y promete precisión para manejar lo que sucede en la computadora o laptop y en videojuegos.

Va en el dedo índice, reconoce y aprende gestos para, por ejemplo, mover un cursor al señalarlo. Y tiene un botón para clics con el pulgar y un puerto de carga que se vuelve mouse tradicional.

Posee una conexión de alta velocidad. Su batería dura 11 horas. Ofrece conexión Bluetooth de alta velocidad sin ningún conector especial y puede cambiar de un dispositivo a otro, incluso en presentaciones con proyector.

Sus sensores internos incorporan, en tamaño muy reducido, el giroscopio, el acelerómetro y un magnetómetro, elementos que permiten detectar una amplia variedad de movimientos en tiempo real.

Sus creadores prometen compatibilidad con varios dispositivos: computadoras con diferentes sistemas operativos, celulares, tablets, consolas, cascos de realidad virtual y televisores.

Fuente: Clarin

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry