Se espera más tensión para la ronda del miércoles, con un dólar demandado como centro de la atención. Los inversores tendrán la mirada puesta en la caída de los plazos fijos

Las crisis se ven en la calle. Los supermercados y negocios aumentaron sus precios en alrededor de 15% y esperan subirlos más. Un caso curioso es el de las bananas que provienen de Ecuador subieron $20 el kilo y se pagan hasta $85 (el cajón les aumentó $300).

Las Pymes no saben a cuánto vender su producción. Los proveedores les dan una factura abierta en dólares que la pagarán a su vencimiento al precio de la divisa norteamericana de ese día. Las consecuencias: no saben a qué precio vender lo que fabrican.

En ese contexto, podría haber desabastecimiento porque no tienen como financiarse. Por eso, cuando dicen que el mercado financiero lo manejan pocos, se equivocan. Lo que sucede allí afecta a la economía doméstica de manera directa.

Por caso, el dólar mayorista con más negocios que días anteriores por la intervención del Banco Central subió $2,05 a $55,90 después haber sobrepasado los $56.

Los negocios sumaron USD 616 millones porque el Banco Central vendió USD 150 millones propios más 60 millones del Tesoro. Así y todo, no le alcanzó para frenar la suba y el billete cerró con precios elevados. Si la rueda seguía unos minutos más llegaba a los $56.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry