Tigre le ganó por 1-0 a Barracas Central en el Estadio Florencio Sola, por la final de la Primera Nacional. El Matador consiguió así el título de campeón y el ansiado regreso a la Primera División que había abandonado en 2019.

En el primer tiempo fue el conjunto de Diego Martínez el que marcó el dominio. En ese pasaje, Pablo Magnin intentó de afuera sin puntería y, poco después, el Guapo tuvo su chance cuando Bruno Cabrera disparó cerca.

Más tarde, Cristian Zabala no pudo definir con precisión al recibir un rebote, pero tuvo revancha a los 42 minutos: aprovechó una mala salida de Maximiliano Gagliardo, dominó afuera del área y batió al arquero con un sablazo a su izquierda.

Sí, justamente el guardameta que venía de salvarse de la expulsión ante Villa Dálmine por realizar gestos obscenos.

Antes del descanso, Lucas Blondel tuvo el segundo, pero el complemento se jugaría con mucha menos claridad: el Matador intentaba dominar lejos de su arco y los de Rodolfo De Paoli, más allá de apostar a los cambios, no encontraban el camino para cambiar esa ecuación.

Al final, sin sufrir más sobresaltos que los cuatro minutos adicionados por Patricio Losteau, Tigre se encaminó a un final de desahogos y festejos por doquier.

Se había cumplido el gran objetivo, y en el horizonte aparecen nuevamente los desafíos de la máxima categoría. A Barracas, en tanto, le queda la chance del Reducido, en donde tendrá la oportunidad de afinar el lápiz para lograr el segundo boleto.

Fuente: TycSport

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry