El volcán Taal ubicado en Filipinas atrae a muchos turistas por su imagen en medio de un lago expulsó hoy vapor, ceniza y pequeñas rocas, haciendo huir a los residentes de los pueblos vecinos. Ahora, comenzó a arrojar lava incandescente. La última erupción del volcán ocurrió hace más de 40 años, en 1977.

El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología también advirtió a los residentes de la zona de un posible “tsunami volcánico” , mientras que los vuelos fueron suspendidos en el aeropuerto internacional de Manila debido a la ceniza volcánica.

La erupción del volcán Taal a forzado la evacuación de más de 16.700 personas en los municipios de los alrededores, mientras que la ceniza alcanza ya Manila, la capital del país, situada a unos 60 kilómetros. Los desplazados están refugiados en 45 centros de evacuación habilitados por las autoridades en los municipios más afectados de la provincia de Batangas, según datos del Gobierno provincial.

El portavoz de la Defensa Civil de la región, Lexie Masiglat, ha informado de que el operativo de evacuación sigue en marcha, por lo que la cifra de evacuados irá en aumento en las próximas horas.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry