Cuatro meses antes de su implementación, en base a la evolución de los salarios formales entre abril y junio y el índice de inflación, se sabe que las jubilaciones aumentarán en diciembre un 8,7%, por lo que los haberes igualarán -en el mejor de los casos- o volverán a quedar debajo del índice de precios, si consideramos las estimaciones de consultoras privadas que prevén una inflación de entre 50 y 55%.

Es que con el incremento del 11,83% de marzo, el 10,74% de junio, el 12,22% de septiembre y el 8,71% de diciembre a febrero de 2020, la suba acumulada a fin de año, en 12 meses, sumará 51,03%.

Así, salvo que haya alguna compensación por el salto inflacionario de estos días, los haberes previsionales acumularán una pérdida estimada de casi el 19% con relación al inicio de la nueva fórmula de movilidad (septiembre de 2017).

Asignación Universal por Hijo

Los beneficiaros de la AUH (2,2 millones de padres que comprende a casi 4 millones de chicos) recibirán en diciembre un aumento menor porque en marzo se les adelantó los incrementos de todo el año, con una suba del 46%. En este caso, deberían completar la diferencia. Este sector además, recibirá en septiembre y octubre un refuerzo de $ 1.000 por hijo.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry