En medio de un clima caliente fuera de la cancha, River defenderá este jueves los dos goles de ventaja que le sacó la semana pasada en el Monumental a Cerro Porteño, en la revancha de la serie de cuartos de final de la Copa Libertadores, que se disputará en Asunción.

El encuentro, para el que ya no quedan lugares disponibles en el estadio “La Olla Monumental”, arrancará a las 19:30 (hora de Argentina) y contará con el arbitraje del chileno Julio Bascuñán y el VAR estará a cargo del colombiano Nicolás Gallo.

Unos 2.000 hinchas millonarios serán testigos en Asunción de lo que logre esta noche el equipo de Marcelo Gallardo, al que le alcanzará para avanzar a las semifinales -donde lo espera nada más y nada menos que Boca Juniors- con una derrota por 1-0 o cualquier empate; mientras que una derrota por 2-0 forzaría un desempate a través de los penales.

Pero más allás de las especulaciones, con su mote de el “Ciclón” del barrio Obrero, Cerro necesita de una noche inolvidable para seguir con vida en la Copa, un trofeo que le es esquivo a pesar de haber sido uno de sus más antiguos protagonistas desde 1960.

El plantel de River, vigente campeón de la Libertadores, fue recibido en Asunción en medio de un ambiente festivo de sus seguidores pero cambió el estado de ánimo debido a la imprevista detención este miércoles del uruguayo, Nicolás de la Cruz.

El volante tenía cuentas pendientes con la justicia de Paraguay desde 2016 y debió comparecer para conseguir una libertad ambulatoria, después de pagar ocho mil dólares de fianza.

Había sido declarado en rebeldía, acusado de haber agredido a policías tras incidentes en un partido -por la Copa Libertadores Sub 20- de su ex equipo, el Liverpool (de Uruguay) contra el Sao Paulo de Brasil.

Antes de enfrentar sus problemas judiciales, De la Cruz se refirió al partido y remarcó su preocupación por el juego aéreo de Cerro. “(Los de Cerro) Intentarán hacer su juego de esa forma y sabiendo que es su potencial intentaremos contrarrestarlo”,  manifestó.

“Fue importante no haber recibido goles de local. obviamente que la característica nuestra siempre fue jugar de igual a igual en todas las canchas. Vamos a seguir apostando a eso”, advirtió.

Del VAR, que favoreció a su equipo con un penal en el partido de ida, dijo que es una herramienta más que tiene el fútbol. “A nosotros no nos cambia a la hora de jugar. No entramos pensando en el VAR. Creo que las decisiones que se tomaron en el partido anterior fueron correctas”, puntualizó.

Del otro lado, los dirigidos por el experimentado argentino Miguel Angel Russo, que no podrán contar con el suspendido venezolano Fernando Amorebieta, ya consiguieron revertir un marcador adverso en los octavos cuando dejaron fuera de competencia a San Lorenzo.

San Lorenzo estaba ganando por la mínima y Cerro le dio la vuelta 2-1 (0-0 en la ida) el 31 de julio en Asunción. Además, Russo le dio a Boca su sexto y hasta ahora último título de Libertadores en 2007.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry