Unos 200 bomberos de 25 cuarteles trabajaron para frenar las llamas, con el apoyo de cinco aviones hidrantes y otra aeronave vigía.

Unas 350 personas trabajaban para contener un gigantesco incendio forestal que se registraba en la región del Valle de Punilla, en la zona serrana de la provincia de Córdoba.

El incendio tiene un frente de unos nueve kilómetros y había arrancado tres días atrás cerca de la localidad de La Cumbre, donde permanecían activos sólo focos secundarios, mientras que las llamas más importantes avanzaban hacia Villa Giardino.

En el combate de las llamas trabajaban un total de 350 personas, entre bomberos, policías y miembros del Plan Provincial de Manejo del Fuego, con la colaboración de seis aviones hidrantes y un helicóptero.

Los aviones humedecían áreas de difícil acceso y hasta ese lugar se trasladaban los brigadistas en helicóptero para completar la tarea.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry