De estos niños pobres, 1.200.000 viven en hogares indigentes, así definidos porque sus familias no tienen ingresos suficientes para comprar los alimentos básicos.

La pobreza afecta con más fuerza a los chicos, ya que el 52,6% de los niños estaba en esa condición en el primer semestre del año, cuando aún no se había producido la fuerte devaluación de agosto, tras las PASO.

El dato refleja que unos cinco millones de chicos menores de 14 años son pobres en la Argentina, un millón más que hace un año.

En ese rango de edad también subió fuerte la indigencia, que pasó de 8% a 13,1%.
De acuerdo con los datos del INDEC del primer semestre de este año, la pobreza infantil -menores de 14 años- aumentó del 41,4% al 52,6%, y la indigencia saltó del 8 al 13,1% en sólo 12 meses.

Sobre 9.500.000 chicos de menos de 14 años, 5 millones viven en hogares pobres.
De acuerdo con la estadística oficial, uno de cada 2, o 5 de cada 10 chicos, vive en hogares pobres.

De estos niños pobres, 1.200.000 viven en hogares indigentes, así definidos porque sus familias no tienen ingresos suficientes para comprar los alimentos básicos.

Son casi medio millón más que un año atrás mientras los chicos pobres se desarrollan en hogares que si bien pueden adquirir una canasta de alimentos básicos, tienen privaciones y carencias de todo tipo.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry